Limpiar la secadora

Cómo limpiar la Secadora

Llega el invierno y cada vez es más difícil conseguir que la colada se seque. Con una secadora a pleno rendimiento no tendría porqué haber ningún problema a la hora de secar y evitaremos que la cesta de colada se llene de prendas por lavar.

Realizar el mantenimiento de nuestros aparatos harán que funcionen de manera más eficiente y duren por más tiempo. Además el correcto funcionamiento de la secadora nos ayudará a ahorrar en la factura de la luz.

Filtros de Secadora:

Para que la secadora funcione de manera más efectiva y con el fin de reducir el riesgo de incendio, es importante que nos aseguremos de vaciar y limpiar el filtro de la secadora después de cada ciclo de secado.

Asegurese que la máquina está apagada y fría antes de cambiar los filtros de pelusas.

Dependiendo del modelo de secadora podrá encontrar este filtro en diferentes lugares:

  • Filtro de puerta – se encuentra por la parte interna de la puesta y se puede retirar deslizándolo hacia fuera. Una vez lo haya sacado simplemente retire las pelusas y suciedad del mismo.
  • Filtro en la apertura de la puerta – el filtro se encuentra justo delante del tambor y se puede tirar de él fácilmente.

Condensador:

Aunque Siemens ha introducido un sistema de limpieza automático en algunas de sus secadoras de condensación, incluyendo la iQ300, que limpia el condensador durante el ciclo con el agua que produce la colada – en la mayoría de las secadoras de condensación se tiene que limpiar manualmente.

Para limpiar manualmente el condensador, necesitarás sacarlo del aparato para aclararlo bajo agua caliente del grifo. Es importante que se asegure que aclara ambos lados del condensador eliminando todos los restos de suciedad. Deje que seque al aire antes de volver a colocarlo dentro de la secadora.

El resto de la secadora:

El hecho de limpiar los filtros y el condensador de la secadora hará una gran diferencia en el desempeño de su secadora. Deberá limpiar otras partes de la secadora para asegurarse que funcionará correctamente.

Entre estas partes se incluyen:

  • Tubo de ventilación y Conducto de ventilación adaptadores – espere a que la secadora esté fría para desconectar el tubo de ventilación y comprobar que nada lo bloquea. Compruebe también que no hay daños ni signos de deterioro. Aunque parezca pequeño, un agujero puede mermar la efectividad de su secadora. Si el tubo de ventilación está dañado deberá reemplazarlo. Además del tubo de ventilación deberá comprobar y limpiar el conducto de ventilación y la cubierta de la pared. Simplemente debe desatornillar los tornillos de la parte trasera del panel. Levantarlo y pasar una aspiradora alrededor de la conexión. Una vez se hayan eliminada las pelusas, coloque de nuevo el panel con los tornillos correspondientes.
  • Sensor (en caso de tenerlo) – si su secadora tiene un sensor deberá limpiarlo de manera regular además se recomienda que pase un paño con un limpiador de acero inoxidable o un poco de vinagre blanco para eliminar cualquier resto de suavizante que se pueda quedar pegado en la pieza.
  • El exterior de la secadora – Limpiar la secadora por fuera es tan importante como revisar los componentes internos. Para limpiar el exterior de la secadora use un trapo húmedo con un poco de agua con jabón. No se olvide de limpiar los filtros de la secadora, el conducto de ventilación y otras áreas. Esta limpieza mejorará la vida útil de su aparato además de mejorar su rendimiento.

Si necesita sustituir alguna pieza la encontrará en BuySpares.es. Para más consejos para sus electrodomésticos no dude en seguirnos en nuestra página de Facebook.

 

Etiquetas: , ,

Sección de comentarios cerrada